Agenda M: Mónica Cettour, una mujer con compromiso social

En el marco de la Agenda M, el pasado lunes 13 de marzo en el Colegio del Uruguay, Mónica Cettour, presidenta de la Fundación Dono x vos, dio una charla sobre su historia de vida, y cómo llegó a ser una referente sobre la donación de órganos, médula ósea y sangre.

Por cuarto año consecutivo, desde la Universidad Autónoma de Entre Ríos se está llevando a cabo la “Agenda M”. En este sentido, nuestra Sede se sumó a esta importante iniciativa a partir de diversas actividades.

La Agenda M tiene como fin vincular tres importantes conmemoraciones de los meses de marzo y abril, como lo son el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), el Día Nacional de la Memoria (24 de marzo) y el Día de los Veteranos de Guerra y los Caídos en Malvinas (2 de abril).

Para la conmemoración de la Mujer, y siguiendo la línea de las acciones vinculadas al compromiso social que tiene nuestra Facultad, el pasado lunes 13 de marzo, en el Salón de Actos del Colegio del Uruguay, se convocó a Mónica Cettour, presidenta de la Fundación “Dono x vos”, quien trabaja incansablemente para difundir la importancia de donar sangre, órganos y médula ósea, haciendo saber que lo fundamental es tener en cuenta que casi todos podemos ser donantes, y cualquiera de nosotros o alguien de nuestra familia puede ser un potencial receptor.

“Mona”, como todos la conocen, se define como una mujer, madre, abuela, que tomó una decisión de vida: ser “hermana del camino”, lo cual implica acompañar, contener y ayudar a aquellas personas enfermas que esperan un donante y a sus familias.

Durante su disertación, logró conmover a todos los oyentes a partir de compartir experiencias de vida, tanto suya como la de otras personas que transitaron y transitan el camino de esperar un donante.

Conoce cada caso con exactitud, detalles, colores, olores, porque los vivió estando al lado de una cama de hospital, haciendo trámites en obras sociales para que la familia del paciente no se tenga que despegar de él y no sumarle más preocupaciones, cumpliendo sueños tales como llevar a una paciente quinceañera a conocer a “Lali Espósito” o el de un receptor que quiso conocer a la familia del donante. Hay decenas de relatos e historias de vida y lucha que Mona conoce y vive.

Mona, como paciente recuperada, manifestó que tuvo que llegar a estar enferma para darse cuenta de la importancia de la donación. Es por eso que su trabajo está vinculado a que nadie tenga que llegar a esa situación para concientizarse. Su lema es que, ante una situación adversa, no hay que preguntarse “por qué a mí”, sino más bien “por qué no a mi” para pasar a replantearse el “para qué”. Y ella entendió su “para qué” dedicando su vida a acompañar pacientes y familiares, y concientizar sobre la donación.

Una mujer sensible, solidaria y comprometida de nuestra comunidad disertó en la Agenda M. Desde la FCyT fue un placer y orgullo contar con su presencia, quien no sólo nos compartió su historia de vida y lucha, sino también nos informó de que casi todos podemos ser donantes y cómo declararlo, “continuando en otros cuerpos”, tal como suele referirse.