“Percepciones, Cultura y Sabores”

Se trató de una actividad organizada por el Profesorado en Biología que buscó combinar la ciencia y la gastronomía típica de nuestra Nación.

Enmarcado en la XVI “Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología”, el jueves 6 de septiembre, en nuestra Sede, se llevó a cabo el Taller “Percepciones, Cultura y Sabores”, organizado por estudiantes, docentes, y una alumna auxiliar de la Cátedra Anatomía y Fisiología Humana, como así también la Cocinera Profesional de Alta Cocina, Paola Pedroza.

En el mismo participaron estudiantes y docentes del 3er año CBC de la Escuela Secundaria N° 31 “José de San Martin” y de la EET N° 1 “Ana Urquiza de Victorica”.

Las actividades fueron desarrolladas por los estudiantes del Profesorado en Biología de la FCyT, quienes realizaron previamente diferentes modelizaciones de los órganos de los sentidos que fueron utilizadas durante el inicio para mostrar a los alumnos de las escuelas visitantes las estructuras de dichos órganos realizando una breve descripción de sus funciones.

En segundo lugar, se realizó una charla donde se describieron las diferentes regiones gastronómicas de nuestro país, profundizando en la cultura y costumbres alimentarias de cada una. Complementariamente, se mostraron algunas recetas típicas de cada región.

Por último, se llevó a cabo una actividad donde los estudiantes de la EET N° 1, junto a la docente del Taller de Gastronomía, prepararon y cocinaron distintos tipos de empanadas de consumo habitual en la región litoral, siendo una comida típica argentina, con variantes a lo largo de todo el país en cuanto a las formas de elaboración. Una vez cocinadas, todos los participantes de la actividad pudieron degustar de las mismas.

Con la realización de la actividad se procuró mostrar que en la Cocina se combinan diferentes ingredientes para dar origen a variadas comidas, las que producen disímiles percepciones de sabores en los comensales, simultáneamente, entrando en escena insospechadas reacciones químicas, físicas y biológicas, convirtiéndose así en un “laboratorio” que ha sido protagonista de la vida del hombre sobre la Tierra y caldera de historias para la literatura, las artes plásticas, la música y, por supuesto, la ciencia.